Inyección de plástico en Alimentación

Inyección de plástico en la Industria de la Alimentación.

El plástico es un material indispensable para envasar productos alimentarios.

IDPL aporta soluciones en inyección de plástico para envases.

Con una infinidad de colores, aptos para el contacto con alimentos, cumpliendo con la normativa más exigente..

Nuestros productos cumplen con las normativas de fabricación y de uso de materiales y colorantes.

Hemos fabricado por inyección de plástico:


Cucharas, Cuchillos, Envases, Frascos, Fuentes, Jarras,  Platos, Tapas,  Tazas, Tenedores, Vasos ...


Moldes para inyección de plástico IDPL

Moldes para inyección de plástico en Madrid diseñados y fabricados por IDPL.

Los moldes para inyección de plástico son la clave para producir a gran escala piezas de plástico.

Los materiales empleados para la fabricación de moldes para inyección varían en función de las unidades a producir, la calidad de las piezas y las dimensiones de la piezas a fabricar por inyección.

Las ventajas del moldeo por inyección son evidentes, poca mano de obra, mínimos residuos, y escasas tareas de acabado.

IDPL se encarga de producir, a medida, los moldes para inyección de plástico que el cliente necesita.



IDPL y los plásticos para Automoción

En la Industria Automovilística más de un 30% de material utilizado para la fabricación de un coche corresponde a piezas de inyección de plástico de diferentes características.

IDPL suministra todo tipo de piezas de plástico a las más prestigiosas marcas automovilísticas.
Para  interior, exterior, o  equipamiento.

En IDPL empleamos la más reciente tecnología para la inyección de piezas.
Piezas resistentes que sustituyen al acero teniendo en cuenta, siempre, el medio ambiente.

- Emblemas en inyección de plástico.
- Revestimientos en inyección de plástico.
- Rejillas en inyección de plástico.
-  Molduras en inyección de plástico.
- Accesorios para automoción en inyección de plástico.


IDPL y la Industria Cosmética

La confección de piezas de plástico para cosmética requieren un cuidado especial.

Para IDPL, el sector de la Industria Cosmética es de los más exigente y con el que más satisfechos nos encontramos al haber alcanzado los más elevados estándares de calidad.

La revisión del producto final se realiza unidad a unidad tratamos la posible reclamación del cliente antes de que se produzca.

No es extraño que grandes firmas del Sector Cosmético confíen sus proyectos a IDPL.


IDPL y PHB (poli-hidroxi-butirato)

IDPL ensaya en sus instalaciones nuevos materiales propuestos por los clientes.

Otro material para minimizar el impacto medioambiental, el PHB (poli-hidroxi-butirato) es un material completamente biodegradable, basado en recursos renovables.

Básicamente nos encontramos ante un subproducto de algunas bacterias y algas para el almacenamiento de energía bajo la forma de una masa de alto peso molecular.

En su forma sintética, a diferencia de aquel obtenido de forma natural, es un polímero altamente cristalino.

La ventana de operación en el moldeado por inyección es muy estrecha, requiere de un proceso especial de fundido así como de algunos parámetros estrictos de trabajo para evitar la fragilidad en la pieza y obtener propiedades aceptables.

IDPL, fábrica española de inyección de plásticos, sensibilizados con el medio ambiente.




IDPL y los bioplásticos en España

Los bioplásticos, llegaron para quedarse, sus nuevos desarrollos no dejan de sorprender.

Se estima que en los próximos seis años, el uso de bioplásticos aumente un 18 % a escala mundial.

Esto implica nuevas capacidades y nuevas plantas de producción, a cargo de proveedores existentes y nuevos. Así mismo, se prevén nuevas fuentes y polímeros de segunda y tercera generación.

IDPL empresa española aporta soluciones con bioplásticos.


Crean bolsas de Bioplástico con Maíz

Unos estudiantes mexicanos están desarrollando bolsas hechas a partir de los restos del maíz, ha publicado el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Intentando emular la resistencia de las bolsas hechas con polietileno de alta densidad, los estudiantes de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) se sirven de la parte central de la mazorca para obtener biopolímero de celulosa, material que, combinado con otros compuestos, sirve para crear esta alternativa sostenible.

“El plus de nuestro proyecto es que, por los materiales que utilizamos para su elaboración, nuestra bolsa podría ser hasta comestible; es decir, si llega a los basureros o incluso al mar, los animales pueden comerla y no resultarles tóxica”, declaró la líder del proyecto.


Bioplásticos, Medio Ambiente

Se conocen como bioplásticos a un tipo de plásticos derivados de productos vegetales, tales como el aceite de soja, el maíz o la fécula de patata, a diferencia de los plásticos convencionales, derivados del petróleo.

Los plásticos tradicionales (polietileno, polipropileno, ABS, PET, entre otros) están sintetizados a partir del petróleo por la industria petroquímica.

La característica de este combustible fósil (petróleo), su resistencia a la degradación natural y el hecho de que es una fuente que, tarde o temprano, acabará por agotarse, ha llevado a algunas partes de la industria a buscar alternativas.

Uno de los problemas del plástico convencional lo constituyen las emisiones de efecto invernadero que se producen como resultado de su fabricación. El bioplástico emite entre 0,8 y 3,2 toneladas menos de dióxido de carbono por tonelada que el plástico derivado del petróleo.

Ventajas de los bioplásticos:

Reducen la huella de carbono, ahorro energético en la producción, no consumen materias primas no renovables. reducen los residuos no biodegradables, que contaminan el medio ambiente.


Crece el mercado de bioplásticos

Según lo comunicado en la European Bioplastics durante la Décimo Tercera Conferencia de Bioplástics realizada en la ciudad de Berlín, Alemania, el mercado global de bioplásticos tendría una tendencia favorable para los próximos cinco años.

Los bioplásticos son una alternativa para disminuir la contaminación por los plásticos sintéticos,  son polímeros que provienen de fuentes naturales y renovables, todos son biodegradables por microorganismos como bacterias, hongos y algas.

El almidón y la celulosa, polímeros de glucosa elaborados por las plantas, son la materia para obtener los bioplásticos vegetales, que se fabrican mayormente de desechos de papa, maíz, trigo, tapioca, caña de azúcar o yuca para producir cubiertos, envases o bolsas.


Utilizamos Cookies. Decreto 13/2012. Si continúa navegando acepta cookies.
Acepto
Más información